AUDITORíA INTERNA ISO 9001

Según los auditores de ISO 9001, lo más “recomendable” siempre es solo contestar concretamente a lo que se nos pregunta, algunas veces no es bueno dar más respuestas fuera de las preguntas que nos hacen.

La mayoría de las veces el personal auditado,  responde de manera nerviosa a las preguntas de un auditor, y esto los lleva a dar más explicaciones de las requeridas, que posteriormente lleva al auditor a profundizar aún más en la pregunta con la posibilidad de encontrar una No Conformidad.

Auditoria

Las auditorias internas nos ayudan a encontrar posibles errores en el sistema y así poder ir mejorando nuestra gestión de la calidad.

Cuando una auditoria interna este en curso, debemos ser honestos unos con otros.

El auditor interno debe preguntar, pero también darle la confianza al auditado de que pueda contestar su respuesta más allá de lo cuestionado, con el fin de que entre ambos puedan encontrar Oportunidades de Mejora y/o No Conformidades.

Esto ayuda a todos a que salgan a la luz posibles No Conformidades que a lo mejor el auditor no haya encontrado y por lo consiguiente esto ayuda a la empresa a estar más preparada cuando se encuentre frente a una auditoria externa.

En auditoria externa, si se recomienda solo contestar a las preguntas del auditor de la manera más objetiva y concreta posible sin dar explicaciones de más que puedan ayudar al auditor a encontrar No Conformidades.

En caso de que el auditado sea cuestionado, y vea una posible No Conformidad en el proceso cuando contesta la pregunta, si el auditor externo no llega a ver esta No Conformidad, entonces lo que debe hacer el auditado cuando termina su auditoria, es comentar esto con el Representante de la Dirección para inmediatamente tomar acción y trabajar sobre la falla por medio de una acción correctiva.

Auditoria

Las acciones correctivas nos ayudan a madurar nuestro Sistema de Gestión de Calidad. Muchas veces las personas de una organización ven a las acciones correctivas como un castigo a algo que a lo mejor piensan ellos que están haciendo mal, pero debemos de concientizarlos de manera en que tomen estas acciones correctivas para mejorar tanto su proceso, como su trabajo, la calidad del producto y por lo consiguiente a la empresa, quien va a tener un mejor posicionamiento en el mercado y así tener más clientes.

Es por esto que trabajando en equipo, tanto el auditor interno como el auditado, conversando de que pueden encontrar y que no abiertamente para las posibles auditorias externas, puede llevarnos a tener una mejora muy significativa en nuestro Sistema de Gestión de Calidad, y que va a ser de gran beneficio para toda la organización.

 

En ISTRA estamos orgullosos de continuar bajo certificación ISO 9001

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *