Seguros de gastos médicos

Dentro de los distintos bienes que debemos tutelar, el más importante sin duda alguna es el de la salud. Lo anterior se debe al hecho de que la salud es la base para llevar a cabo distintas actividades de nuestra vida cotidiana. Este bien se puede ver afectado por distintas eventualidades que no podemos controlar y es por esto que resulta útil pensar en distintas alternativas para custodiarlo. Una de las alternativas es sin duda alguna un seguro de gastos médicos que nos ayude a hacer frente a las distintas eventualidades que se pudieran presentar en relación con nuestra salud.

Al momento de considerar adquirir un seguro de gastos médicos resulta útil tomar en consideración los siguientes puntos:

Póliza.- La póliza es el nombre con el cual se le conoce a nuestro contrato de seguro de gastos médicos. Al momento de adquirir una póliza para protegernos ante distintas eventualidades relacionadas con nuestra salud, resulta útil asegurarnos de que ésta contenga todas las características deseables. Además de lo anterior también debemos guardar nuestra póliza en un lugar seguro para poder acceder a ella fácilmente al momento de así requerirlo.

Prima.- La prima es el pago que tendremos que hacer para poder contar con nuestro seguro de gastos médicos. La prima se paga usualmente una vez al mes sin embargo esta periodicidad podría variar dependiendo de lo estipulado en nuestro contrato de seguro.

Cobertura.- La cobertura es todo aquello por lo cual nos cubrirá nuestro contrato de seguro de gastos médicos. En este punto conviene tener presente que la cobertura se relaciona directamente con la prima que tendremos que pagar para poder contar con nuestro contrato de seguro. Como regla general podemos decir que a mayor cobertura mayor será la prima que tendremos que pagar para poder contar con nuestra póliza de seguro de gastos médicos.

Deducible.- El deducible es el pago que tendremos que hacer al momento de utilizar nuestro seguro de gastos médicos. Este deducible existe con la finalidad de que solo se hagan reclamaciones en caso de ser estrictamente necesarias.

Una vez que hemos tomado en cuenta los puntos anteriores, el siguiente paso será acercarnos a aquella institución aseguradora confiable que ponga a nuestra disposición el seguro de gastos médicos. Al momento de elegir un seguro de gastos médicos, debemos elegir aquel que nos brinde la mayor cobertura pagando la menor prima posible. Con un seguro de gastos médicos podremos mitigar efectos adversos sobre nuestra salud.

gastosmedicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *