Todas las compañías aseguradoras emplean términos importantes que debemos entender para poder seguir el hilo de sus procesos.  Si no lo entiendes siempre pregunta, nunca obvies nada, porque entender la póliza de tu seguro puede ayudarte  a evitar, luego de un accidente, costosos riesgos que no se encuentran asegurados o frustraciones con tu compañía de seguros.

Asegurabilidad:

Conjunto de circunstancias que deben ocurrir en un riesgo para que su cobertura pueda ser aceptada por una Institución Aseguradora (en este sentido, se exige que el riesgo sea súbito, imprevisto, fortuito, posible, concreto).

Agravación del Riesgo:

Situación que se produce cuando, por determinados acontecimientos ajenos o no a la voluntad del Asegurado, el riesgo cubierto por esta Póliza adquiera una peligrosidad superior a la inicialmente prevista; su modificación implica la obligación de notificarla a la Institución para que ésta opte entre la continuación de su cobertura o la rescisión del contrato, con sujeción a lo establecido en la Ley Sobre el Contrato de Seguro.

Ajustador:

Profesional independiente a la Institución Aseguradora que actúa como perito imparcial en el ajuste de un siniestro; investiga los hechos, comprueba la procedencia de la reclamación y seguimiento de la misma, valuación de las pérdidas o daños.

Beneficiario:

Es la persona designada por el asegurado o contratante para recibir los beneficios derivados de la póliza de seguros en caso de que se presente la pérdida o daño. Puede ser en determinado momento el mismo contratante de la póliza, como es el caso de los seguros de daños

Broker = Agente de Seguros:

 Persona física o moral (Un vendedor de pólizas de seguros) que negocia con agentes y compañías para asegurar a sus clientes. Entre sus obligaciones principales destacan: asesorar en caso de siniestro, informar al asegurado de las condiciones de las pólizas, etc.

Buena Fe:

Principio básico y característico de todos los contratos de seguro que obliga a las partes a actuar entre sí con la máxima honestidad, no interpretando arbitrariamente el sentido recto de los términos indicados en su acuerdo, ni limitando o exagerando los efectos que naturalmente de derivarían del modo en que los contratantes hayan expresado su voluntad ó contraído sus obligaciones

Cedente:

Es el término que se utiliza para definir a la Institución Aseguradora que asume un riesgo pero que transfiere parte del mismo a una Reaseguradora, pero siempre es la primera Institución en hacerle frente a una indemnización.

Cuota:

Es la cantidad que se establece en las tarifas para el cálculo de una prima de seguro, normalmente se fija al millar ó en porcentaje aplicable sobre la suma asegurada.

CNSF:

Comisión Nacional de Seguros y Fianzas

Coaseguro:

Se da este nombre a la concurrencia de dos o más entidades aseguradoras en la cobertura de un mismo riesgo.

Cualquier riesgo tiene un límite de indemnización, particularmente en el seguro de daños ese límite no se puede rebasar debido a la capacidad de retención que tenga una aseguradora por su solvencia económica y sus reservas creadas. Cuando un negocio requiere una suma asegurada muy alta que rebasa estos límites surge la figura legal del Coaseguro en dónde otra aseguradora participa conjuntamente con la compañía líder en la aceptación del riesgo en un porcentaje determinado.

En el seguro de gastos médicos se conoce también como la participación que tiene el asegurado en el monto de los gastos que realice por concepto de un accidente o una enfermedad y generalmente se fija en porcentaje de los gastos.

Este principio es fundamental para la disminución de la siniestralidad de las aseguradoras.

Daños a terceros:

Es producido por una persona a otra u otras, en sus bienes o en su persona (corporal)

Daños y perjuicios:

Expresión que se utiliza para designar no solo a la pérdida producida como consecuencia de un evento (daño) sino también de las que indirectamente  se deriven de éste (perjuicio).

Deducible:

La cantidad de dinero que acordaste pagar en tu póliza por cada reclamación o accidente. Esta cantidad se substrae del total pagado por tu compañía aseguradora en caso de accidente. Por  ejemplo, si el total de la reclamación es de $500 y tu deducible es de $100, pagarás $100 y la compañía pagará $400. Mientras más alto sea tu deducible, pagarás menos por tu póliza, pero al mismo tiempo cada vez que hagas una reclamación pagarás más en ese momento.

Depreciación

Dentro de la actividad Aseguradora, se da este nombre a la reducción en el valor que sufre el objeto asegurado por el transcurso del tiempo y su uso.

Derecho de Póliza:

Recargo en el que algunas Instituciones Aseguradoras incluyen en el primer recibo de primas para compensar  los gastos derivados de la emisión.

Endoso:

Documento que se adhiere y forma parte integrante de la póliza, aclarando o modificando algún término y/o condición previamente establecido en el contrato de seguro.

Equipo Especial:

Cualquier parte, accesorio o rótulo instalado en el vehículo asegurado.

Extraprima:

Es el pago adicional de prima, normalmente por un riesgo que bajo convenio expreso se pacta entre las partes.

GMM:

Gastos Médicos Mayores

Indemnizaciones:

Son los pagos que realizan las aseguradoras a los asegurados a consecuencia de pérdidas o daños a sus bienes o a sus personas. Las leyes de muchos países establecen que las indemnizaciones pueden ser en dinero o mediante la reposición de los bienes dañados por otros de las mismas características o condiciones. Esto es muy claro en el seguro de automóviles en donde la práctica es normalmente la reparación de los daños en los talleres con los que operan las aseguradoras y el asegurado no recibe ninguna cantidad de dinero por estos daños.

Límite de responsabilidad de la Aseguradora:

Es la cantidad máxima que pagará al Aseguradora en caso de presentarse un siniestro.

Mala Fe:

Actitud fraudulenta o de engaño por parte de quien conviene un acuerdo, adoptada con el propósito de perjudicar a otro.

Perito:

Persona con especiales conocimientos teóricos o prácticos sobre una determinada materia, que dictamina en relación con ésta, los puntos concretos que se someten a su criterio.

Póliza:

Es el documento que contiene los acuerdos entre el Asegurado y el Asegurador.

Prima:

Es el precio pactado por el seguro contratado, entendiéndose como la remuneración que recibe la aseguradora para hacerle frente a los riesgos que está amparando en la póliza y es la contraprestación que está obligando a ambas partes a cumplir con lo establecido en el contrato  y en ocasiones puede ser demandada legalmente cuando la aseguradora ha iniciado la cobertura en ciertos riesgos.

Prima devengada:

Porción de prima correspondiente al periodo de seguro transcurrido durante el tiempo transcurrido en que se ha asumido la cobertura del riesgo.

RC:

Responsabilidad Civil

Reaseguro:

Es un método mediante el cual un Asegurador original distribuye sus riesgos traspasándolos (cediéndolos) total o parcialmente a otro asegurador con objeto de reducir el monto de su posible pérdida. El Reaseguro es una forma de seguro, siendo la diferencia que las partes del contrato son (ambas) empresas aseguradoras. Es también la cantidad que asume la Reaseguradora frente a un riesgo.

Reservas:

Es la cantidad determinada por la aseguradora, que considera necesaria para hacerle frente a las indemnizaciones que se le presentaran en un período determinado de tiempo. Es la cantidad que tiene la Aseguradora estimada para el pago de los siniestros y que calcula mediante las matemáticas del cálculo actuarial.

Siniestro:

Es la realización del riesgo, es decir cuando se presenta la pérdida o daño  que esta amparando de acuerdo a lo previsto en la póliza y es motivo de indemnización, obligando a la Institución Aseguradora a satisfacer total o parcialmente al Asegurado o a sus Beneficiarios, el capital necesario para resarcir el daño hasta el monto (suma asegurada) señalado en el contrato, por ejemplo un robo, un choque, una enfermedad o accidente, un incendio, etc.

Suma Asegurada:

Es el valor asignado en la póliza como la responsabilidad máxima que debe pagar la Compañía de seguros en caso de pérdida o daño a los beneficiarios de la misma.

Valor Comercial (Autos):

Cantidad que resulte más alta entre las que señale la tabla de valores publicada por la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS); el ”valor de venta” de la ”Guía EBC” o la ”Guía Autométrica”, que se encuentren vigentes al momento del siniestro, para vehículos de la misma marca, tipo y modelo que el vehículo asegurado.

Llámanos si tienes alguna otra duda, con gusto te atenderemos

Tel. (33) 12043650