Depreciación de un auto

En México los autos se deprecian o devalúan como suelen también llamarles por una serie de elementos, no es sólo por el año o kilometraje de tu auto, son por otros diversos puntos que más adelante veremos.

En promedio una vez que tu auto nuevo sale de la agencia se deprecian un 20% de su valor inicial y un 5% cada año que pase.

¿Por qué se deprecia un carro? 

Gravamen: 

Es la primera depreciación que sufre por el tiempo que el auto nuevo se la pasa en la agencia, además del Impuesto Sobre Automóviles Nuevos, ISAN; y el Impuesto al Valor Agregado, IVA.

Kilómetros recorridos:

Entre más kilometraje tenga, más es el desgaste de sus piezas, por eso a mayor kilometraje, menor es el costo del auto. 

El estado del auto:

Un auto bien cuidado y estético aumenta su costo e impresión que uno que está todo descuidado, en interior y exterior.

Demanda del vehículo:

Si un auto tiene mayor popularidad de venta, su precio no tendrá tanta baja.

Mantenimiento:

Un auto que tenga altos costos de piezas y mantenimiento es mucho menos atractivo para el mercado, que el que es fácil encontrar repuestos con precios accesibles. 

El número de propietarios:

Por el cuidado de cada persona baja el precio del auto si es más de un propietario por el que ha pasado.

La marca:

Depende la reputación de la marca y modelo del auto es el costo, sin importar tanto el año, ya que se basan en la trayectoria del fabricante sobre todo en la calidad de sus piezas.

El gasto de combustible:

Otro punto muy importante es el rendimiento del motor, entre mayor es el cilindraje del vehículo, baja el precio del auto, pues la tendencia es la reducción de gasolina para ahorrarnos lo más que podamos de dinero. 

Si bien ciertos factores fuera de la marca y el modelo de un vehículo también afectan la depreciación, como la cantidad de propietarios o el mantenimiento y el historial de accidentes, existen ciertos modelos de vehículos con una depreciación superior al promedio, independientemente del mantenimiento.
Aquí te damos una serie de consejos que ayudarán a que la depreciación de tu coche tenga un menor impacto en tus finanzas.
1. Mantén un kilometraje bajo.
2. Cuida tu auto y repara cualquier daño lo antes posible.
3. Compra un vehículo seminuevo de hasta cinco años de antigüedad.
4. Evita cualquier modificación extra y el tuning.
5. Evita colores excéntricos y mejor compra colores populares.
6. Vende tu auto antes de que salga la nueva versión o modelo.
Contáctanos para asesorarte y  elijas la mejor cobertura de protección para tu auto, ya sea nuevo o seminuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *