En nuestro día a día nos enfrentamos a distintas variables que no podemos controlar. Estas variables dependerán en gran medida de la actividad que nos encontremos realizando. Una de las actividades que representan un mayor riesgo es la de conducir. Lo anterior debido a que nos encontramos sujetos a la experiencia de las distintas personas que se encuentren conduciendo. Es por esto que al momento de buscar proteger la inversión que hemos hecho en nuestro vehículo resulta de suma importancia tomar en consideración la adquisición de un seguro vehicular que nos permita hacer frente a los distintos gastos que se pudieran presentar relacionados con una colisión.

Al momento de considerar adquirir un seguro vehicular resulta útil tomar en cuenta los siguientes puntos:

Póliza.- La póliza es el nombre con el cual se le designa a nuestro contrato de aseguramiento. La póliza nos respaldará al momento de requerir hacer un reclamo. Es por esto que conviene tenerla en un lugar seguro al cual podamos acceder rápidamente al momento de así requerirlo.

Prima.- La prima es el pago que tendremos que hacer para poder contar con nuestro seguro vehicular. La prima se pagará usualmente una vez al año, sin embargo, esta periodicidad podría variar dependiendo de lo estipulado en nuestra póliza.

Cobertura.- La cobertura es todo aquello que nuestro seguro vehicular cubre. Al momento de determinar la cobertura resulta útil tomar en cuenta a qué riesgos nos encontramos sujetos y cual es la probabilidad de que dichos riesgos se presenten. Conviene tener claro que la prima que pagaremos se encuentra directamente relacionada con nuestra cobertura. Es decir, a mayor cobertura, mayor prima tendremos que pagar.

Deducible.- El deducible es el pago que tendremos que hacer cada vez que requiramos hacer uso de nuestro seguro vehicular. Este pago lo estipulan las compañías aseguradoras para asegurarse de que únicamente se utilice el seguro en caso de ser estrictamente necesario.

Institución Aseguradora.- Otro punto importante al momento de considerar adquirir un seguro vehicular es el de la institución aseguradora que pondrá dicho seguro a nuestra disposición. Al momento de elegir una compañía aseguradora debemos elegir aquella que cuente con excelente reputación para asegurarnos que nuestros reclamos serán atendidos de manera inmediata y eficiente.

Una vez tomados en cuenta los puntos anteriores el siguiente paso será acercarnos a aquel agente de seguros que trabaje con unaexcelente compañía aseguradora para que nos explique los distintos tipos de seguros vehiculares que se encuentran en el mercado