El fin de toda empresa es el de maximizar utilidades. Es por esto que resulta útil tomar en consideración las distintas maneras con las que contamos para poder llevar a cabo dicha tarea. Dentro de estas maneras se encuentra por un lado el de aumentar los ingresos o el de disminuir los costos. El aumento en ingresos se puede deber por un lado en el aumento de la cantidad de bienes que ponemos en el mercado o, por otro lado, en el aumento del precio al cual intercambiamos dichos bienes. Por su parte, la disminución en costos se puede deber a muchas causas. Una manera interesante de disminuir costos es a través de seguros para nuestras empresas que nos permitan hacer frente a distintos gastos que se pudieran presentar y que pudieran ocasionar un daño significativo en el patrimonio de la empresa.

Al momento de considerar adquirir seguros para proteger nuestras empresas resulta útil tomar en consideración los siguientes puntos:

Tipos de seguros.- Existen distintos tipos de seguros que podrían sernos de utilidad para generar mayores utilidades dentro de nuestra empresa. Estos tipos de seguros dependerán principalmente del giro de nuestra empresa o negocio sin embargo, existen riesgos que son comunes a distintos tipos de empresas. Identificar cuáles son los tipos de seguros para empresas que mejor se ajusten a nuestras necesidades es fundamental para las personas que se encuentran dirigiendo las mismas.

Análisis costo-beneficio.- Al momento de considerar adquirir seguros para nuestra empresa debemos llevar a cabo una evaluación costo beneficio. Esta consistirá en identificar los riesgos a los cuales nos encontramos expuestos, la probabilidad de que dichos costos se pudieran presentar, el costo en el cual tendríamos que incurrir para mitigar posibles efectos adversos y el daño que pudieran ocasionar dichos eventos catastróficos para ver si la adquisición de determinado seguro se justifica. Si el costo de mitigar es menor que los daños tomando en cuenta la probabilidad entonces deberíamos considerar adquirir determinado seguro.

Una vez tomados en cuenta los puntos anteriores el siguiente paso será acercarnos a aquella compañía aseguradora que ponga a nuestra disposición distintos planes de aseguramiento de acuerdo a nuestras necesidades. Al momento de elegir una compañía aseguradoradebemos asegurarnos que ésta cuente con excelente reputación para poder estar seguros de que nuestros reclamos serán atendidos de manera rápida y eficaz. Con ayuda de seguros para nuestras empresas podremos protegerlas y crear mayores utilidades.