l fin de toda empresa es maximizar utilidades. Para poder lograr lo anterior es necesario que la distancia que exista entre nuestros ingresos y nuestros gastos sea la mayor posible. Al momento de seguir una estrategia de maximización de utilidades podemos enfocarnos en el lado de los ingresos o en el lado de los gastos. Si seguimos una estrategia de ingresos tendremos que fijarnos en el precio al cual intercambiamos nuestros productos en el mercado o en la cantidad de productos que vendemos. En este tipo de estrategia conviene tener muy en cuenta la sensibilidad de la demanda ante cambios en el precio de nuestros productos. Por otro lado, si seguimos una estrategia de costos lo ideal será llevar a niveles mínimos los distintos gastos en los cuales incurrimos para llevar a cabo la elaboración de nuestros productos. Dentro de estos distintos costos resulta útil tomar en cuenta los costos de llevar nuestra mercancía de un punto a otro. Una manera de reducir estos costos es mitigando los posibles riesgos que pudieran surgir al momento de encontrarnos transportando nuestra mercancía. Lo anterior lo podemos lograr adquiriendo un seguro para transporte de mercancías que nos ayude a hacer frente a los distintos gastos que se pudieran presentar como consecuencia de un imprevisto.

Dentro de los puntos que debemos tener presentes al momento de adquirir uno de estos seguros debemos tomar en cuenta los siguientes puntos:

Póliza.- La póliza es el nombre con el cual se le conoce a nuestro contrato de seguro para transporte de mercancías. Al momento de adquirir una póliza debemos asegurarnos de que esta contenga dentro de sus cláusulas todas las especificaciones deseables. Además de lo anterior debemos guardar ésta en un lugar seguro para poder acceder a ella al momento de así requerirlo.

Cobertura.- La cobertura es todo aquello por lo cual nos cubrirá nuestro contrato de seguro. Al momento de determinar la cobertura resulta útil tomar en cuenta los distintos riesgos a los cuales nos encontramos sujetos y la probabilidad de que dichos riesgos se presenten. En este punto conviene considerar que el precio que pagaremos por nuestro seguro estará directamente relacionado con la cobertura que elijamos.

Una vez que hemos tomado en cuenta los puntos anteriores, el siguiente paso será acercarnos a aquella institución aseguradora confiable que ponga a nuestra disposición el seguro para transporte de mercancías que requerimos para proteger el traslado de los bienes que elaboramos.

BOTON_S_TRANSMERc