Dentro de los distintos bienes que se encuentran susceptibles de ser víctimas de un siniestro por distintas circunstancias se encuentra el bien de la Vida. La pérdida de la Vida se podría deber a que sufriéramos un accidente, a que fuésemos víctimas de una enfermedad terminal o a que falleciéramos por muerte natural. En cualquiera de los casos anteriores una de nuestras prioridades debería ser tratar de mitigar los efectos adversos que nuestra ausencia podría provocar a nuestros familiares y seres queridos.

Dentro de los efectos adversos a los cuales podría enfrentarse nuestra familia en caso de que no pudiesen contar con nuestra ausencia se encuentra la dificultad para hacer frente a los gastos económicos que generará nuestro deceso. Estos gastos pueden ser variados dependiendo de las circunstancias en las cuales se haya desenvuelto dicha pérdida. Los gastos podrían ser desde aquellos generados en los últimos instantes de nuestra vida hasta aquellos incurridos por gastos funerales.

Otro de los efectos adversos que se les podrían presentar a los nuestros es la falta de recursos económicos para hacer frente a gastos recurrentes de la vida ordinaria en los cuáles recibían nuestro apoyo. Si bien las personas afectadas se tendrán que ir ingeniando la manera de obtener los recursos para poder hacer frente a determinadas obligaciones en un primer momento esto no resulta fácil pues el shock que sufre la economía familiar por la pérdida de un integrante de la familia suele ser grande y por lo tanto no es fácil volver a recuperar cierto nivel de consumo. Por lo anterior es necesario buscar la manera de mitigar la falta de nuestra presencia en el hogar.

Una manera responsable de actuar para mitigar los efectos adversos que nuestros familiares pudiesen enfrentar en caso de que no contasen con nuestra presencia es adquirir un seguro de vida que les brinde tranquilidad y seguridad económica en caso de que llegásemos a faltarles. Al momento de considerar adquirir un seguro de vida debemos buscar una compañía aseguradora confiable que nos brinde la cobertura más amplia al mejor precio. Determinar la cantidad que nuestro seguro le pudiera proporcionar a nuestros seres queridos en caso de que faltásemos dependerá en gran medida de las características particulares de nuestra familia y de sus niveles de gasto.

Topics: seguro de vida, compañía de seguros, aseguradora