Dentro de las distintas decisiones que tomamos a lo largo de nuestra vida diaria, la decisión de en qué vehículo invertir es una de las más complicadas. Lo anterior se debe, entre otras cosas, a que son muchas las variables que debemos tomar en cuenta al momento de buscar adquirir un automóvil. Dentro de estas distintas variables las más importantes son: tipo de vehículo que adquiriremos, marca automotriz de la cual adquiriremos nuestro vehículo y manera de obtener los recursos para llevar a cabo la transacción. Una vez que hemos meditado y tomado en consideración las variables anteriores, el siguiente paso será llevar a cabo la adquisición de nuestro vehículo. Al momento de comprar un automóvil, resulta útil tener en cuenta que desde que salimos de la agencia nos encontramos sujetos a distintas variables que no podemos controlar. Estas variables representan riesgos en mayor o menor medida. La manera más sencilla de mitigar dichos riesgos es a través de la adquisición de un seguro de autos.

Dentro de los puntos que conviene tomar en consideración al momento de adquirir un seguro de autos, los más importantes son los siguientes:

Póliza.- La póliza es el nombre con el cual se le conoce comúnmente al contrato de seguro. Al momento de adquirir una póliza resulta útil estar seguros de que ésta contiene todas las cláusulas deseables. Además de lo anterior también debemos guardar ésta en un lugar seguro para poder acceder a ella de manera rápida al momento de requerirlo.

Prima.- La prima es el nombre con el cual se le conoce al pago que tendremos que hacer para poder contar con nuestra póliza de seguro. La prima se paga usualmente una vez al mes, sin embargo esta periodicidad podría variar dependiendo de lo estipulado en nuestra póliza.

Cobertura.- La cobertura es todo aquello que nos cubrirá nuestro seguro. Al momento de determinar la cobertura resulta útil hacer el ejercicio de los distintos riesgos a los que nos encontramos sujetos y la probabilidad de que dichos riesgos se presenten. En este punto también conviene tener presente que el costo de nuestra póliza dependerá en gran medida de la cobertura que hayamos elegido para nuestro seguro.

Una vez que hemos tomado en cuenta los puntos anteriores, el siguiente paso será acercarnos a aquella compañía aseguradora confiable que ponga a nuestra disposición el seguro de automóvil que requerimos para proteger la inversión hecha en nuestro vehículo.