Invertir en un vehículo no siempre resulta ser una tarea fácil. Lo anterior se debe al hecho de que son muchos los factores que debemos tomar en cuenta al momento de tomar dicha decisión. Dentro de las cuestiones que debemos considerar, las más importantes son: Tipo de vehículo que adquiriremos, marca automotriz de la cual adquiriremos nuestro vehículo y manera de obtener los recursos para llevar a cabo la transacción. Al momento de elegir el tipo de vehículo que adquiriremos lo primero que debemos tomar en cuenta es el uso que le daremos al mismo. No es lo mismo requerir un automóvil para nuestro uso personal que utilizarlo dentro para crear valor económico dentro de nuestras empresas. En el primer caso la elección dependerá de las características particulares de nuestra familia mientras que en el segundo caso el tipo de vehículo dependerá del giro de nuestro negocio y de la etapa de la producción en la cual utilicemos elvehículo. En cuanto a la marca automotriz de la cual adquiriremos nuestro vehículo resulta útil elegir aquella que cuente con una excelente reputación para asegurarnos que adquiriremos un vehículo de excelente calidad. Además de lo anterior también se requiere que el precio que paguemos por nuestro automóvil sea competitivo. El último punto mencionado con anterioridad puede tener su respuesta en el financiamiento. Existen distintos tipos de financiamiento que pueden ayudarnos a obtener el vehículo que requerimos.

Una vez tomados en cuenta los puntos anteriores el siguiente paso será considerar de qué manera proteger nuestra inversión. La manera más fácil de hacerlo es adquiriendo un autoseguro que nos proteja ante distintas eventualidades que se pudieran presentar relacionadas con nuestro vehículo. Dentro de los puntos que conviene tomar en cuenta al momento de adquirir un autoseguro los más importantes son:

Prima.- La prima es el pago que tendremos que hacer para poder contar con nuestro autoseguro. La prima se paga usualmente una vez al año sin embargo esta periodicidad podría variar.

Cobertura.­-La cobertura es todo aquello por lo cual nos cubrirá nuestro autoseguro. Al momento de determinar la cobertura resulta útil tomar en cuenta los riesgos a los cuales nos encontramos sujetos y la probabilidad de que estos se presenten.

Una vez tomados en cuenta los puntos anteriores, el siguiente paso será acercarnos a aquella institución aseguradora confiable que ponga a nuestra disposición el autoseguro que requiramos para proteger nuestra inversión en un vehículo.