El fin de toda empresa es llevar a cabo la creación de valor económico. El valor económico se define como la diferencia que existe entre el valor percibido de un bien y el costo en el cual incurren los productores para llevar a cabo la fabricación de dicho bien. Al momento de buscar aumentar la porción de valor económico con el cual se queda la empresa podemos perseguir una estrategia de precios o una estrategia de costos. Al momento de seguir una estrategia de precios debemos tener en cuenta la sensibilidad del mercado con respecto a nuestros productos. Por otro lado, al seguir una estrategia de costos debemos tomar en cuenta los distintos factores que influyen en el mismo. Dentro de los distintos costos que podemos reducir se encuentran los costos de transporte de mercancía. Enfocarnos en el costo del transporte de mercancía nos ayudará a transportar nuestros bienes de un punto a otro minimizando los gastos que tendremos que hacer al momento de distribuir nuestros productos. Un elemento útil será tomar en cuenta los seguros de transporte de mercancías que nos ayudarán a hacer frente a distintos gastos imprevistos que se pudieran presentar al momento de transportar nuestra mercancía de un punto a otro.

Dentro de los puntos que conviene tomar en consideración al momento de contratar este tipo de seguro, los siguientes son los más importantes:

Póliza de seguro.- La póliza de seguro es el nombre con el cual se le designa al contrato de seguro. Al momento de adquirir una póliza conviene asegurarnos de que ésta incluya todas las condiciones deseables para no llevarnos sorpresas al momento de buscar hacer efectivo nuestro contrato de seguro. Además de lo anterior, también debemos asegurarnos que nuestra póliza se encuentre en un lugar seguro para poder acceder a la misma de manera rápida.

Cobertura.- La cobertura es todo aquello que nuestro contrato de seguro para transporte de mercancía nos cubrirá. Al momento de determinar la cobertura conviene tomar en cuenta todos los riesgos a los cuales nos encontramos sujetos y la probabilidad de que dichos riesgos se realicen.

Una vez que hemos tomado en cuenta los puntos anteriores el siguiente paso será acercarnos a aquella institución aseguradora confiable que ponga a nuestra disposición el tipo de seguro que requerimos que mejor se ajuste a nuestras necesidades. Al momento deelegir un seguro debemos elegir aquel que nos brinde la mayor cobertura al menor precio posible.