Al momento de buscar proteger la inversión que hemos hecho en nuestro automóvil resulta útil tomar en cuenta que la adquisición de un seguro automotriz nos permitirá mitigar los posibles efectos adversos que se pudieran presentar relacionados con este. Al encontrarse la mayor parte del tiempo transitando por la calle, nuestro vehículo se encuentra expuesto a distintas variables que resultan difíciles de controlar. Es por esto que debemos buscar la manera de mitigar los efectos adversos que estas variables pudieran tener sobre nuestro automóvil. Al momento de contratar un seguro de autos, uno de los puntos más importantes a tomar en cuenta es la cobertura que nos brinda el mismo. Elegir un seguro con cobertura amplia nos protegerá ante distintas situaciones en las cuales nos pudiéramos encontrar.

Al momento de determinar la cobertura para nuestro seguro automotriz resulta útil tomar en cuenta los siguientes puntos:

Prima.- La prima es el pago que hacemos para poder contar con nuestro seguro automotriz. Esta se pagará usualmente una vez al año o con otra periodicidad dependiendo de lo estipulado en nuestro contrato de seguro. Es necesario tener en cuenta que la prima que pagamos por nuestro seguro de autos se encuentra directamente relacionada con la cobertura con la que contamos para el mismo. Es decir, a mayor cobertura, mayor será la prima que tendremos que pagar para contar con nuestro seguro.

Tipos de coberturas.- Existen distintos tipos de cobertura que podemos elegir al momento de contratar un seguro de auto:

Cobertura por daños a nuestro vehículo.- Este tipo de cobertura nos permitirá hacer uso de nuestro seguro en caso de requerir hacer reparaciones en el mismo como resultado de una colisión.

Cobertura para daños a terceros.- La cobertura para daños a tercero permitirá que nuestro seguro cubra los posibles daños que pudiésemos ocasionar en terceros. Esto incluye tanto propiedad de terceros como la salud de terceros involucrados.

Cobertura por robo total.- La cobertura por robo total nos dará la posibilidad de obtener un reembolso en caso de que nuestro vehículo sea robado en forma total. Este tipo de cobertura nos evitará tener que hacer gastos que afecten nuestro patrimonio en caso de que tengamos que adquirir otro vehículo.

Una vez tomados en cuenta los puntos anteriores el siguiente paso será acercarnos a aquella compañía aseguradora confiable que ponga a nuestra disposición el seguro automotriz que requerimos. Con ayuda de un seguro automotriz podremos transitar por las calles con tranquilidad.