Dada la inestabilidad económica que se ha venido dando a nivel mundial en los últimos años uno de los bienes que más nos importa proteger es el de nuestro empleo. Si bien esto lo hacemos mediante el esfuerzo que ponemos a lo largo de las tareas que realizamos lo anterior no siempre es garantía de poder permanecer desempeñado el cargo que llevamos a cabo dentro de determinada empresa. Las causas exógenas a nuestro desempeño laboral que podrían llevarnos a perder el empleo son diversas. Estas dependen la mayoría de las veces de las condiciones del mercado en el cual participa la empresa para la cual trabajamos. Muchas veces las condiciones adversas que se dan dentro del mercado debido a la inestabilidad económica que se presenta tras una crisis financiera hacen que las empresas que desarrollan sus actividades dentro de él lleven a cabo reestructuras en su personal o incluso si estas condiciones llegasen a ser demasiado adversas que la empresa caiga en bancarrota lo cual provocaría que todas las personas que trabajan dentro de dicha empresa se vieran de repente desempleados.

Enfrentar el desempleo resulta ser una situación penosa debido a que existen gastos en los cuales incurrimos en nuestro día a día y de los cuales no nos podemos librar fácilmente. Pensemos por ejemplo en una persona que es cabeza de familia. Si bien hoy en día los hogares están integrados por diversos agentes económicos que brindan recursos a ellos el qué podamos definir a una persona como cabeza de familia implica, entre muchas otras cosas, que dicha persona es la que aporta la mayor parte de los ingresos familiares. Dichos ingresos son utilizados para proveer al hogar de alimentos y para cubrir los gastos que se generan por el uso y disfrute de elementos básicos como podrían ser el agua y la electricidad que llegan a los hogares. Además de lo anterior dependiendo de la estructura familiar podría ser el caso en el cuál hubiesen personas que dependieran al 100 por ciento de los ingresos de otro integrante de la familia y por lo tanto éstas también se verían gravemente afectadas por la pérdida del empleo de la cabeza de familia.

Al momento de considerar un posible evento catastrófico en el cual nos pudiésemos encontrar con la situación del desempleo la manera más inteligente es pensar de qué manera podríamos hacer frente a los distintos gastos corrientes que tuviéramos que cubrir. Sin duda alguna lo primero que se nos viene a la mente es hacer frente a dichos gastos con ayuda de los ahorros familiares con los cuáles contamos. Si bien esto sería óptimo muchas veces pensar en lo ahorros resulta más fácil que llevar el proceso de ahorro acabo. Lo anterior debido a muchos factores entre los cuales se podría encontrar la escasez de recursos con los cuales enfrentamos las necesidades ilimitadas que tenemos en el hogar.

Una alternativa a los ahorros familiares podría ser el seguro de desempleo. El seguro de desempleo nos ayudará a hacer frente a los distintos gastos que son comunes en los hogares durante el tiempo en el cual nos encontremos en esa situación. Prever que podría presentarse la situación en la cual nos quedásemos sin trabajo y contratar un seguro que nos ayude a mitigar las adversidades que pudieran presentarse en caso de que se presentase dicha situación es una manera inteligente de actuar. Al momento de consideraradquirir un seguro de desempleo es necesario acercarnos a una compañía aseguradora confiable que nos brinde los mejores planes de aseguramiento a los costos más bajos. Por medio del seguro de desempleo podremos gozar de mayor tranquilidad en caso de que se presentase este desafortunado evento.

22bfb980-34be-4aa5-99ae-02b4c53787a0

Topics: trabajo, tranquilidad, seguro, aseguradora, seguro de desempleo, empleo