Independientemente del tipo de seguro del cual se trate al momento de adquirir dicho seguro es importante llevar a cabo el proceso de cotización de seguro de manera ordenada y metódica. Para poder lograr lo anterior es necesario tener claros una serie de pasos que nos ayudarán a sacar el mayor provecho de la contratación del mismo. Lo primero que es útil tener muy claro al momento de buscar un seguro es definir de manera precisa cuáles son los riesgos con los cuales nos enfrentamos en nuestro día a día. Lo anterior dependerá en gran medida de las actividades que realicemos en nuestra vida cotidiana. Dentro de los riesgos más comunes con los que nos encontramos al momento de estar realizando nuestras actividades normales se encuentra el riesgo de sufrir un accidente mientras transitamos en nuestro vehículo y el riesgo de ver nuestra salud deteriorada ya sea por un accidente al momento de encontrarnos realizando determinada actividad o debido a alguna enfermedad que se haya desarrollado en nosotros por condiciones genéticas preexistentes.

Los anteriores riesgos mencionados suelen ser los que se presentan más comúnmente en las actividades cotidianas de las distintas personas sin embargo estos no son los únicos, al momento de buscar adquirir un seguro es necesario que tomemos en cuenta a cuáles riesgos nos enfrentamos debido a las actividades que realizamos con mayor frecuencia. Lo anterior se podrá realizar de manera fácil llevando a cabo un autoestudio. Una vez que hayamos determinado cuáles serían los riesgos de los cuales quisiéramos cubrirnos es necesario acercarnos a un agente de seguros. Elegir una agente de seguros será un paso importante al momento de buscar protegernos de algún posible riesgo. Uno de los factores para elegir un agente de seguro es que este esté respaldado por una compañía de seguros confiable y con prestigio. Una vez que hemos determinado quién será nuestro agente de seguros el siguiente paso natural será hablar con el acerca del tipo de protección que nos interesa para que de esta manera nos pueda ofrecer los distintos planes de aseguramiento con los cuales cuenta.

Al momento de elegir un plan determinado de aseguramiento es necesario tener claro cuál es la cobertura que preferiríamos que abarcara el mismo. Determinar la cobertura que deseamos dependerá de la percepción que tengamos acerca de los alcances de los daños que pudieran presentarse en caso de que ocurriera el siniestro. Esto lo podremos llevar a cabo mediante un ejercicio en el cual le asignemos diferentes probabilidades de ocurrencia a diferentes eventos. Después de esto es necesario cuantificar los gastos en los cuáles tendríamos que incurrir en caso de que se presentase alguno de esos eventos desafortunados y compararlo con la cantidad de dinero que tendríamos que pagar por asegurarnos. Llevar a cabo el ejercicio anterior no resulta fácil si no tenemos todos los elementos para poder realizarlo. Nuestro agente de seguros nos podrá asesorar manera certera acerca de cuál es la cobertura que más nos conviene dependiendo de nuestras necesidades personales.

Una vez que hemos realizado los pasos anteriores la cotización de seguros estará lista y podremos tomar la decisión de adquirirlo o no. Contar con un seguro que nos proteja ante determinadas eventualidades que se pudiesen presentar en nuestra vida nos dará mayor tranquilidad al momento de realizar nuestras actividades cotidianas. Al momento de contratar dicho seguro es necesario hacerlo a través de una compañía aseguradora confiable que nos brinde una cotización de seguro con la mayor cobertura al menor costo posible. Seguir los pasos anteriormente mencionados nos ayudarán a llevar nuestro proceso de cotización y adquisición de un seguro de la mejor manera posible.

Recibe una asesoría gratuita.
Contáctanos.

Topics: istra, agente de seguros, cotización de seguro, contrato de seguros, aseguradora, mitigar riesgos, tipos de seguros